jueves, 19 de julio de 2012

Productos genealógicos: Preservar la memoria

Por Gonzalo A. Luengo O.


Hace unos ocho años, recibí de una de mis abuelas una serie de fotografías antiguas de las que nunca supe de su existencia. Pude ver diversos familiares en épocas pasadas, muchos desconocidos para mí, pero lo que más me impactó fue ver la fotografía de uno de mis tatarabuelos. Tres fotografías de él en total. Es este punto el que me hace tomar las riendas en la pasión que tengo: descubrir el origen y las conexiones de las cosas. Así partí en genealogía. Estas fotografías tienen valor para mí, porque son pocos los que pueden ir a cualquier biblioteca, tomar un libro y ver imágenes de sus tatarabuelos, el resto, como yo, le quedan estas fotos a veces inexistentes. Y de ahí partí haciendo una de las primeras cosas en mi trabajo: Descubrir a todos los descendientes de ese tatarabuelo mío, labor que hice a través de internet y logré reunir en Facebook a varios de ellos. Mi motivo principal era que ellos también tuvieran la oportunidad de ver las fotos que yo vi y que supieran el trabajo que estoy haciendo. Compartir, esa es la clave. Y es así como, con diferentes familias a las que estoy vinculado, trato de dejarles algo, de que sepan de dónde venimos y hacerlo con cosas concretas. Por eso, desde hace un tiempo, tengo como meta regalar a amigos, familiares y personas de las hago investigaciones, cuadros genealógicos. A continuación pueden ver algunos de esos productos y enterarse de cómo los hago. Demás está decir que detrás de cada cuadro, de sus diseños, del trabajo artesanal en ellos, hay meses de investigación, de recursos diversos ocupados, de largas esperas por fotocopias de partidas, de largas búsquedas en libro y archivos de diversa índole, etc., cosa que amo, me agrada y que constituye la clave en una investigación seria. El objetivo: Preservar y propagar la memoria de la familia.

Cuadros genealógicos


¿Cómo hago los cuadros? Lo que he hecho hasta ahora es, en palabras simples, primero, inspirarme y tomar ejemplos de otros cuadros genealógicos, principalmente antiguos, para poder editarlos en un proceso que requiere de exigencia y paciencia para obtener un resultado decente hasta transformarlo en un árbol nuevo con la información de lo que deseo. Ocupar como referencia y fuente de diseño trabajos antiguos, además, permite abordar la dimensión legal de cualquier publicación o trabajo, en cuanto a derechos de autor se refiere. Como ejemplo, vean lo que hice hace dos semanas atrás para una de mis primas hermanas:


1. El árbol que escogí para tomar recursos del diseño fue éste de los Marqueses de Monferrato:



2. Uno de los trabajos duros: Después de editar la imagen del original, trato de dejar los elementos de ella en blanco y negro puros, cosa de crear lo que quiera a partir de eso. Éste es un cuadro de pedigree de cinco generaciones que muestra la genealogía de los hijos de mi prima hermana que les decía, a quien se lo regalé:




3. Finalmente imprimo el cuadro, altero el papel, lo mando a enmarcar y voilà: el cuadro listo. Éste mide medio metro de ancho por unos 28 centímetros de alto.




De esta misma forma hice este otro cuadro que a comienzos de 2012 le regalé a un sobrino en quinto grado mío (que veía por vez primera en mi vida y fue todo un agrado conocerlo y darle este trabajo de regalo). Éste es un cuadro de varonía de una de las familias a las que estoy vinculado y el diseño lo tomé de uno de los árboles del libro Nobiliario genealógico de los reyes y títulos de España. Es el cuadro más grande que he hecho hasta ahora, mide como medio metro por lado.


Pero no sólo hago cuadros basados en otros, sino que también con diseño propio o generado por software. Aquí pueden ver el cuadro que le regalé a uno de mis primos hermanos cuando se casó. Tan pronto como supe de su compromiso, empecé a investigar la ascendencia de él que no sabía y la de su futura esposa y mi meta era llegar hasta todos sus tatarabuelos para hacer un cuadro de pedigree en forma de abanico de cinco generaciones, cosa que logré con éxito. Aunque el trabajo duro fue el informe que hice, que se los regalé empastado: más de cien páginas con todas las fuentes, copias de partidas y documentos, etc. Un tesoro hecho en cinco meses. Una locura, pero logré:




También, no en base a trabajo propio, he resumido de forma escogida las genealogías de La gran familia Chilena, los cuadros que aparecen al final de la que para mí es de las obras que están en la cúspide de las investigaciones genealógicas chilenas: "Familias Fundadoras de Chile" de Julio Retamal Favereau y otros. Este cuadro me lo encargó hace unos años la por entonces directora del Centro de Historia Familiar Estaca Chillán (donde trabajo como consultor voluntario), Ana Sepúlveda Labarca, y ella se ocupó de imprimirlo y enmarcarlo. Muestra el parentesco sanguíneo entre los personajes que ahí se ven (menos Pedro de Valdivia, casado con Marina Ortiz de Gaete, que es la sigue la sangre, aunque se cree que Valdivia era pariente de su esposa también) y ahora cuelga en una de las paredes del centro, junto a otro que hice:




Otros productos

Pero no todo son cuadros. Esto me lo podrían criticar, porque lo encuentro un poco tacky, ordinario, popular. Pero siempre tuve en mente conseguir uno de esos árboles decorativos con pequeños marcos para poner fotos de familiares. Hasta que hace unos meses vi de esos en una vitrina y lo llevé a mi casa, donde me di el trabajo de escoger las imágenes y mandarlas a imprimir en el tamaño correcto para que cupieran en cada uno de los marcos pequeños. Y así quedó (yo estoy en la foto de más arriba):



Pero también, tal como comentaba al principio, trato de averiguar de familiares a través de redes sociales. Hagan clic aquí para ver una galería de cuadros familiares que manejo en Facebook, donde explico mi parentesco con diversas personas.


Este trabajo, repito, es para preservar y propagar la conciencia sobre la genealogía propia, es crear conciencia de forma didáctica. He hecho más de los que están aquí y han sido regalos a familiares para Navidad y cumpleaños. Para julio de 2012, estoy trabajando en diez cuadros como estos, todos con diseños únicos en lo posible y personalizados, obviamente, hechos con la mayor seriedad, paciencia y fuentes confiables.


Gonzalo A. Luengo O.

Si desea contactarme para resolver dudas o aportar información, puede escribirme a gonzaloanet@yahoo.es.


If you have any doubt or want to send me more information, you can write me to gonzaloanet@yahoo.es.